Cien mil bolívares valía la cabeza de Sabino

Hace 15 días, en una entrevista, el cacique yucpa anticipó su muerte  y le reveló al cineasta Carlos Azpúrua quienes eran sus homicidas. La fiscal general se defiende y asegura que el indígena se negó a colaborar con la protección que el Estado le ofreció hace dos años, informa La Verdad.

Por Redacción Sucesos / Maracaibo / noticias@laverdad.com

En un video del cineasta y documentalista Carlos Azpúrua pueden encontrarse todas las respuestas sobre el asesinato de Sabino Romero Izarra. En la cinta, que en las próximas horas se presentará en la Fiscalía General de la República, el cacique dijo, hace 15 días, quiénes podrían ser sus homicidas y que por su cabeza ofrecían 100 mil bolívares. Su hijo, Sabino Izarra, asomó la posibilidad de que el autor intelectual sea otro cacique de Machiques.

La comunidad de El Tokuko cree que el asesinato del cacique está relacionado con el proceso electoral que se efectuó el pasado domingo para escoger al cacique mayor. Aseguran que el evento estaba viciado y lleno de watias (criollos) que estaban  infiltrados. “Entre algunos de los extraños pueden estar los dos hombres que dispararon a Sabino y a su mujer”.

“Hace semanas mi padre tuvo una discusión con ese cacique. Él se oponía a que la comunidad votara por otro candidato que no fuera él, por eso lo amenazó de muerte”, declaró durante una junta indígena el hijo de Sabino.

Lucía Martínez, esposa de la víctima, está fuera de peligro luego del disparo que recibió en el brazo derecho. En una breve conversación con Ríchard Linares, fiscal del Ministerio Público, le contó que solo les dispararon a ellos dos. No recuerda los rostros, pero sus gritos reflejan el dolor que le causaron.

El gobernador Francisco Arias Cárdenas en compañía de la comitiva nacional que lo acompañaba juró que el caso no quedaría impune y señaló que hizo contacto con Juan Carlos Loyo, ministro de Agricultura y Tierras, para que se avance y “se revisen los temas que tienen que ver con los derechos de los pisatarios, sobre todo con los derechos de los indígenas”.

El cuerpo de Sabino reposa dentro de un ataúd caoba, mientras su comunidad está “invadida” de quienes tanto lo protegieron: “los militares”.

Negligencia

Luisa Ortega Díaz, fiscal general, rechazó, en un programa transmitido por VTV, la acusación de colectivos, quienes este lunes protestaron frente al Ministerio Público para denunciar “negligencia” por parte del Estado en el caso del cacique Sabino Romero. Dijo que al indígena yucpa se le otorgó una medida de protección hace más de dos años, pero él no colaboró.

Ortega aseguró que ya tienen “un panorama bastante claro” sobre lo sucedido con Romero. “Estamos tras los posibles responsables”. Prometió que en este caso habrá justicia, aunque prefirió no dar plazos. Rechazó que colectivos hayan dañado la fachada de la Fiscalía.

 

9.00 de la mañana es la hora pautada para un homenaje al cacique en la Plaza Bolívar.