Cúcuta atrae a restauranteros venezolanos

Foto: Cortesía

 

 

Cientos de venezolanos han cruzado la frontera con un propósito claro: hacer de Cúcuta no solo su nuevo hogar, sino su eje para invertir y formar empresa, principalmente en el sector gastronómico, reseña La Opinión.

Wai Yuen Cho es uno de estos emprendedores que apostó por abrir su propio restaurante en la ‘Perla del Norte’. Poseer la nacionalidad colombiana jugó a su favor en todo el proceso de registro empresarial.

Otro factor que influyó en su decisión fue lo familiar que le resulta la ciudad. “Al igual que San Cristóbal, uno se puede desplazar fácilmente. Es una ciudad que conozco desde niño y me gusta mucho”.

Gino Barilani, al frente de 1000 Miglia y Mooo Bank, es otro empresario que en julio del 2016 asumió el reto de expandirse en Cúcuta, con un concepto europeo, en el que priman los sabores italianos y la pasión por los autos de carrera de colección.

Brooklyn American Pizza, Osaky, Meular, Armando Arepas, La Majestuosa, Don Cachapa y cafés como Molino’s Café, Ariza Bakery Cafe o Kanela, son algunos de los espacios culinarios que llevan el sello venezolano al frente del timón.

Estudiar la cultura cucuteña, los gustos de consumo y las tácticas de promoción, fueron puntos claves para Frank Salcedo y Adel Bracho, antes de que abrieran ‘Casa Tinto’.

Si bien son otras aguas, “hay que nadar en ellas con mucha creatividad y constancia”, opina Wai Yuen. Salcedo le suma la “adaptación para sobresalir en el mercado”. Estas son sus historias.

Puedes leer la nota completa en La Opinión.