Pasan los meses y pacientes de traumatología del Uyapar no tienen respuesta sobre disponibilidad de quirófano

Enfermos del área de traumatología del centro asistencial de Puerto Ordaz protestaron para exigir atención urgente y para denunciar los maltratos por parte de milicianos.

 

Pacientes de Traumatología del Hospital Uyapar de Puerto Ordaz siguen sin tener respuesta sobre la disponibilidad de quirófano. Son más de 20 los que llevan entre tres y ocho meses esperando para ser intervenidos quirúrgicamente, pero el aire acondicionado no funciona, faltan equipos, insumos o no hay disponibilidad, siempre hay una excusa y el tiempo corre para ellos. Así lo reseña correodelcaroni.com

Por Jhoalys Siverio

Carlos Lara lleva cinco meses en el centro asistencial esperando por una operación de fémur. La condición de su pierna y tener que estar diariamente en el hospital ha complicado los ingresos familiares por no poder ejercer todo tipo de trabajo. Su esposa hace algunas ventas en el mercado, pero es insuficiente para mantener a tres hijos que presentan cuadro de desnutrición.

“Voluntad médica hay, lo que no hay es disponibilidad de quirófano para Traumatología. Todo el tiempo nos prometen y no cumplen. Hoy (miércoles) suspendimos revista general porque estamos cansados de la misma burla, todos los días operan, en Obstetricia, Cirugía, Pediatría, pero el servicio de Traumatología no es prioridad para ellos. Yo creo que debe ser prioridad un padre con sus hijos muriendo de hambre porque el tutor de la familia no está allí, tiene la pierna reventada, esos casos no lo resuelven”, lamentó.

Estefany Salazar, de 17 años, tuvo un accidente en moto hace cinco meses, mismo tiempo que lleva esperando para ser operada. Tiene fractura de fémur, tibia y peroné con herida abierta, por lo que mientras más pasan los días, corre el riesgo de perder la pierna.

“Me dijeron que iban a ayudarme, no ha venido nadie, me dijeron que iban a pasarme a quirófano pero sigo esperando, no me hacen las curas, lo único que hacen es estudiar con las piernas y brazos de nosotros. Tengo dos meses que no recibo antibiótico, siempre hay una excusa. Me hicieron un acortamiento, ahora me van a hacer otro, en ese momento era pequeño, ahora es un acortamiento más grande porque la infección en el hueso se está alargando. ¿Qué quieren ellos, que me agarre toda la pierna? Necesito que me operen rápido porque eso es una herida abierta, no me hacen las curas, si te acercas a eso, es podrido”, relató la adolescente.

“No veo el día que me operen”, agregó Henry González, quien lleva ocho meses en silla de ruedas esperando por operación de fémur. “Cuando me van a operar, dicen que no hay quirófano, que está contaminado, siempre hay una excusa. Ya ni la familia viene porque es un desgaste para una familia que no tiene los recursos”.

Maritza Rodríguez, por su parte, tiene a su hija desde hace tres meses y medio en el Hospital Uyapar. Es trabajadora de la Alcaldía de Caroní, Ruth Reyes, por lo que instó al alcalde Tito Oviedo y los concejales Crisálida Jiménez, Rubén Escalona a ayudarla con su operación.

“Está necesitando clavo bloqueado de fémur izquierdo. Tiene tres meses y medio acá y ninguno se ha acercado a ver en qué pueden ayudar. Fuimos a Gobernación, llamamos todos los días y me pelotean y no me dan esperanza”, contó Rodríguez.

Otra de las denuncias que hicieron es que, pese a la mala alimentación que reciben en el hospital, impiden a las fundaciones ingresar para ofrecer los donativos de comida. “No todos pueden bajar a buscar la sopa o las arepas que traen las fundaciones”, cuestionaron.

Pidieron a la directora del Uyapar solventar el tema de disponibilidad de quirófano en el hospital, o gestionar la habilitación de uno en otro centro de salud.