Refinadoras de EEUU continúan importando petróleo de Venezuela

 

Las refinadoras de Estados Unidos han reanudado, al menos por el momento, las importaciones de petróleo de Venezuela, según los nuevos datos publicados por la Administración de Información de Energía (EIA).

Por Julianne Geiger para Oilprice.com | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Los Estados Unidos vieron una disminución en las importaciones de petróleo de Venezuela a partir de la semana que terminó el 1 de febrero de 2019, cuando los envíos cayeron a 345.000 barriles por día, de entre 500.000 y 700.000 b/d a principios de año. A principios de 2017, antes de cualquiera de las sanciones, Venezuela envió más de 1 millón de barriles por día a los Estados Unidos.

Los Estados Unidos han confiado durante mucho tiempo en las importaciones de petróleo venezolanas para alimentar sus refinerías de petróleo perfectamente adecuadas para petróleo pesado.

En marzo, estos envíos se apagaron por completo durante unas pocas semanas, y luego se reanudaron esporádicamente en abril. Las primeras semanas de mayo vieron cero importaciones de petróleo de Venezuela a los Estados Unidos, mientras Estados Unidos continúa sancionando a Venezuela para que efectúe el cambio mediante la expulsión de Nicolás Maduro.

Pero para la semana que terminó el 17 de mayo, los envíos de petróleo se reanudaron nuevamente, en pequeñas cantidades, por una suma promedio de 49.000 barriles por día en esa semana. Estos envíos de petróleo a los Estados Unidos significa que Estados Unidos aún no ha pasado un mes completo sin haber tomado ningún crudo venezolano desde hace décadas.

Los refinadores estadounidenses aún pueden completar las transacciones con Pdvsa de Venezuela que habían contratado antes de que Estados Unidos implementara las sanciones el 28 de enero, aunque están obligados a colocar los fondos en una cuenta separada a la que Pdvsa no puede acceder.

Antes de la entrada en vigor de las sanciones, la refinería Pascagoula de Chevron, las refinerías Lake Charles y Corpus Christi de Citgo y las refinerías Port Arthur y St. Charles de Valero consumieron más del 90% de todo el petróleo crudo venezolano que llegó a Estados Unidos.

La incertidumbre en torno a las reglas para pagar los cargamentos ha causado bastante confusión, ya que algunos cargamentos que antes se encontraban anclados frente a las costas de Venezuela esperaban que se liquidaran los pagos. Citgo y Valero propusieron devolver petróleo crudo a Venezuela que ya se había cargado antes de que entraran en vigor las sanciones, y Chevron había tratado previamente de encontrar una forma de pagar a PDVSA por millones de barriles pendientes, según Reuters .

No está claro a quién se entregaron los 49,000 barriles.