Atalanta e Inter consiguieron los últimos boletos a la Champions League

Jugadores del Atalanta celebran su boleto a la Champions League. | EFE/EPA/PAOLO MAGNI

 

Juventus y Napoli, que ya tenían asegurado el primero y segundo puestos de la Seria A italiana, estarán acompañados en la próxima Liga de Campeones por Atalanta e Inter de Milán, que se adueñaron este domingo del tercero y cuartos lugares, tras la disputa de la 38ª y última jornada.

Atalanta conservó su tercer lugar derrotando como local al Sassuolo (11º) por 3-1, con goles del colombiano Duván Zapata (35), el argentino Alejandro Gomez (53) y el croata Mario Pasalic (65), que remontaron un gol del equipo rival, anotado por Domenico Berardi (19).

Con su tanto, Zapata consolidó su segundo puesto en la tabla de goleadores en la liga italiana, con 23 dianas, tres menos que el ganador del trofeo, Fabio Quagliarella, de la Sampdoria, que terminó con 26.

Por su parte, el Inter también ganó con apuros al Empoli (18º) por 2-1. El equipo milanés se adelantó por medio del hispano-senegalés Keita Baldé (51), pero el Empoli logró empatar gracias al marfileño Hamed Junior Traoré (76).

Pero a falta de nueve minutos, el belga Radja Nainggolan (81) dio la victoria y el billete a Champions al Inter. Si para el Inter jugar la Liga de Campeones no es una novedad, para el Atalanta será la primera vez en su historia que juegue la máxima competición europea.

Un punto detrás de Atalanta e Inter quedó el Milan (5º) al que de nada le sirvió la victoria en campo del SPAL (13º) por 3-2. Más difícil lo tenía la Roma (6º), que necesitaba muchas carámbolas para terminar cuarto, y tampoco le sirvió vencer al Parma (14º) por 2-1, quedando a tres puntos de la Champions.

De este modo, Milan y Roma jugarán la próxima Europa League, junto al Lazio, ganador de la Copa de Italia.

Al derrotar al Empoli, el Inter también envió a este equipo toscano a la Serie B. Fiorentina (16º) y Génova (17º), que empataron 0-0, lograron asegurar la permanencia.  El Empoli se une a Frosinone y Chievo Verona, que ya estaban descendidos.

Por su parte, la Juventus de Turín cerró la temporada con una derrota 2-0 en el campo de la Sampdoria (9º), que también fue la despedida del técnico Massimiliano Allegri en el banquillo turinés.

Campeón de la liga italiana desde hace semanas, la Juventus presentó en Génova un equipo muy cambiado y sin varios de sus pesos pesados, como Cristiano Ronaldo, que no fue convocado. La Sampdoria se impuso en los últimos minutos con goles del francés Gregoire Defrel (84) y Gianluca Caprari (90+1).  /AFP