Hernán Porras Molina: En Noruega… ¿Negociación o entrega?

Hernán Porras Molina
@hernanporrasm

Las negociaciones, diálogo, monólogo, reunión de compadres o lo que sea que esté sucediendo en Noruega beneficia mediáticamente a solo una de las partes, al usurpador Nicolás Maduro Moros. El Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, está haciendo lo posible y lo imposible por salir del usurpador, eso incluye hablar, dialogar o ir a gritar en privado en Noruega.

Mediáticamente la batalla del diálogo está perdida. Es horrible pensar que algo va a salir bien en un diálogo con Jorge Rodríguez donde este personaje está cansando de burlarse de todos los venezolanos en la cara y de decir mentiras en vivo y hasta en cadena nacional de Radio y Televisión. Jorge Rodríguez es capaz de crear matrices como que “el papel de baño escasea en Venezuela porque ahora la gente va más al baño”. Que los apagones son producto del “saboteo imperialista”. O si la comida es escaza es porque “los venezolanos estamos comiendo mucho”.  O que en Venezuela un estudio detectó que la basura tiene vitaminas y minerales requeridos por los humanos y por eso es que hay venezolanos comiendo de la basura (esa no la ha dicho pero está a punto de decirla). O la última perla donde dicen que los niños están muriendo en Venezuela por culpa del “bloqueo estadounidense”. Con ese personaje es que están negociando. Bien dice mi amigo Ramón Muchacho en el resumen noticioso “La Ceiba” de hoy: “¿No podremos vetar nosotros a Jorge Rodríguez después de las marramucias que hizo en aquella negociación en Dominicana? ¿No podemos aspirar a tener en esa mesa a una contraparte menos desquiciada?”

Es así. Eso es un diálogo loco ya por la contraparte desquiciada. Si de allí sale que Maduro se va a entregar hoy mismo, seguro Jorge saldrá diciendo en público que lo que se está negociando son unas elecciones con el CNE tomado por ellos y con Maduro de candidato y el levantamiento de todas las sanciones internacionales antes de hacer las elecciones. Mientras que la oposición en contraparte lo que busca es una salida negociada.

Estamos ante un secuestro en Venezuela. El secuestrador nos tiene a todos de rehenes amenazados con colectivos de la muerte que apuntan sus armas a nuestras caras. Amenazados por un Sebin y un FAES que no le tiembla el pulso para quitarte tu libertad. Amenazados por una Fuerza Armada que reprime a todo un pueblo sin mediar palabra. Amenazados con migajas de alimento. Amenazados con apagones de luz constantes. Es un vulgar secuestro con tortura incluida. Lamentablemente, en todo secuestro se necesita negociar. Negociar para ver si el secuestrador se entrega o le dan su avión para que se escape con los millones que se ha robado. Negociar para ver si entra la fuerza externa a salvarnos de este secuestro que ya lleva 20 años y se lleve a todo por delante.

Ahora negociar para que el secuestrador salga y se lance como candidato en unas elecciones viciadas y sin garantías, es lo que no debe permitirse. Para toda Venezuela lo más económico es una entrega. Que entreguen y que liberen a toda una nación. En unos años nadie se va a acordar de todo el mal que le hicieron a un país que lo único que quería era progresar, trabajar y vivir bien. Para que más nunca tengamos que decir “En Venezuela éramos felices y no lo sabíamos”.

 

Hernán Porras Molina

@hernanporrasm

Director de EntornoInteligente.com

www.entornointeligente.com