Julio César Arreaza B.: Desde el minuto 1

El pilar fundamental del régimen de 20 años es la mentira, y la verdad sale a flote: ha lavado 800 mil millones de dólares, en una trama de corrupción de oro, ELN, FARC, coltán, nepotismo, contrabando de petróleo y gasolina, contratos millonarios sin contraprestación en obras realizadas. Hasta en submarinos llevan el petróleo a Cuba. En fin, se ha movido con intereses contrarios a los gritados en el discurso. Dese el minuto 1 la intención fue disolver la AN, le robaron los diputados de Amazonas, ahora la están rebanado con la cobarde represión y persecución. Los violadores sistemáticos de los derechos humanos, se cargan el derecho a la representación a machete en mano y con desapariciones forzadas. Acabaron con el mecanismo de las elecciones para dirimir conflictos, proscribieron la aternabilidad en el poder.

Los zulianos y los tachirenses, han hecho gala de una Energía sin parangón para aguantar lo que están viviendo. En el Zulia están aplicando 14 horas diarias promedio de racionamiento eléctrico, sin agua y sin gasolina. Un día de cola, en el Táchira son tres (duermen en el carro), para surtirse 20 litros de gasolina, un cuarto de tanque. La gasolina más cara del mundo. La vida se complejiza en medio de la basura, las moscas y los zancudos. No pueden ir al trabajo ni al mercado, Inaguantable la situación inédita de país que padecemos, pero jamás resignados, enfrentando a la ignominia en medio de una ejemplar resiliencia, hasta alcanzar la libertad.

El usurpador decidirá por cual vía sale, o se pone de lado o se atrinchera. El relato de su reunión con el Grupo de Contacto lo presenta como un gorila que pinta un país irreal. Todas las vías conducen a su salida del poder, para rescatar la libertad. Si se niega, la caotización pudiera ser la puerta de salida. Estamos claros que la FA no ha estado a la altura de sus deberes constitucionales. El alto mando cumple con otras funciones crematísticas que lo convierten en rehén de sus desviaciones. Estamos conscientes que la sociedad no puede salir sola de este cepo autoritario.

La verdad sea dicha. Resulta contranatura la convivencia de las fuerzas democráticas con las fuerzas antidemocráticas. Una corporación criminal no hace política y su objetivo no es el bien común. Por tanto, llegó la hora de aplicar una fuerza mayor, solos no podemos. Las acciones deben dirigirse al quiebre de la coalición de poder, a la fractura de la coalición dominante. La negociación para lograr eso es válida. Pero seguiremos jugando paralelamente en todos los tableros con la vista fija en el cese de la usurpación en primer lugar. Sin el apoyo de una fuerza exterior para la paz, el Estado fallido-forajido se profundiza. Sepamos que el apoyo de la comunidad internacional no nos durará eternamente, a contrapelo, el apoyo de los países criminales hacia sus pares, es constante en el tiempo.

No más prisioneros políticos, torturados, asesinados, ni exiliados!