Brasil gana y golea… pero aburre

Fútbol Fútbol – Copa América Brasil 2019 – Grupo A – Brasil v Bolivia – Estadio Morumbi, Sao Paulo, Brasil – 14 de junio de 2019 El brasileño Philippe Coutinho celebra su primer gol desde el punto de penal. REUTERS / Ueslei Marcelino

 

Llegó el momento que todos esperaban, se abrió el telón de la Copa América Brasil 2019, y la encargada de romper el lazo, cómo no, fue la canarinha, quien con una versión descafeinada, superó 3-0 a su similar de Bolivia gracias a dos tantos de Philippe Coutinho y una gran anotación de Everton.

Lucho Suárez || lapatilla.com

El Estadio Cícero Pompeu de Toledo en Morumbi, se vistió de gala para recibir a la anfitriona, la cual saltó al césped con un uniforme clásico, destacando ese color blanco que nos hizo recordar a las viejas glorias, pero con las dudas de, que esta nueva generación pueda invocar los espíritus de aquella canarinha que ha sido campeona del mundo en cinco ocasiones.

Los dirigidos por Tite se adueñaron de la esférica: Mientras los locales proponían fútbol, los del altiplano decidieron mostrar las garras para hacerse sentir en el juego, pero los números hablan por sí solos, la posesión de la bocha se la llevaron los de casa… el libreto estaba más que escrito.

Sin su máxima figura, el conjunto brasileño acusó de falta de creatividad y verticalidad, así que apostó al juego en conjunto para llegar al arco defendido por Carlos Lampe, pero los verdes optaron por defenderse ordenadamente y contraatacar con las minúsculas posibilidades que le ofreció la pentacampeona del mundo.

Un penal para salvar los muebles

Fútbol Fútbol – Copa América Brasil 2019 – Grupo A – Brasil v Bolivia – Estadio Morumbi, Sao Paulo, Brasil – 14 de junio de 2019 El brasileño Philippe Coutinho celebra su primer gol desde el punto de penal. REUTERS / Ueslei Marcelino

 

No pasaron cinco minutos de la reanudación cuando el principal argentino, Ernesto Pitana, con ayuda del VAR, concedió la oportunidad a los de casa de abrirse en el marcador mediante una pena máxima. Philippe Coutinho fue el encargado de destapar la lata con un remate cruzado y raso a la derecha del guardameta andino.

A los dirigidos por Eduardo Villegas no les dio tiempo de asimilar el mal trago cuando el atacante del FC Barcelona volvió al acecho y con un cabezazo extendió la ventaja brasileña tras un centro hecho “como con la mano” por Roberto Firmino.

Un latigazo: Lo único entretenido en un partido gris

Everton de Brasil celebra su tercer gol con Filipe Luis. REUTERS / Henry Romero

 

Everton ingresó en el 81′ para hacerse sentir. El ágil volante aprovechó su desparpajo y descaro para tomar un balón por la banda izquierda, y con la picardía típica del jugador canarinho que vine en vena, encaró a un par de defensas y soltó un zapatazo que se coló en la escuadra de la portería boliviana.

Quedó muy claro que esta selección brasileña superó el reto pero con una nota muy baja. Más allá del resultado, los pupilos de Tite aprovecharon las oportunidades que tuvieron de cara a portería sin deslumbrar a la grada, una asignación que el cuadro que hoy vistió de blanco deberá asumir en sus futuros enfrentamientos con el objetivo de enamorar nuevamente a su gente.

De momentos, esta Brasil ganó y goleó, pero también aburrió.

-ALINEACIONES-