Federico Boccanera: Sobre Caos, Complejidad y Ecuador

 

Hilo de tuits dedicado al amigo Rafael Mena (@RafaelMena1970), venezolano residente en Ecuador.

Estimado @RafaelMena1970, el caos desde hace mucho mucho tiempo, es un instrumento del poder y lo usa tanto el poder establecido como el poder aspirante, y tiene muchas variantes.

Desde hace un tiempo, al caos promovido por el comunismo versátil se le llama de muchas formas, p.ej. “Caracazo”, cuando lo promueve el globalismo capitalista, la opinión pública internacional (de izquierda) lo llama “Primaveras”.

Y no es solo el caos de revueltas en la calle, el poder aplica también la estrategia de la tensión, promueve guerrillas, terrorismo, pandillas, y los deja actuar a conveniencia. El caos también se puede manifestar como crisis financieras, en fin, la lista es larga.

Además, cuando el poder se asocia con crimen organizado, o sea, mafia, lavado, narcotráfico, altas finanzas, etc., mejor ni te digo lo que puede hacer y deshacer, a la sombra de Estados que no necesariamente son del “tercer mundo”.

Existe también un caos predeterminado, por diseño geopolítico. Cuando los ingleses diseñaron Irak, diseñaron un país con árabes, chiitas, kurdos y turcomanos, un país destinado a la división y al caos, o sea, la “colonia perfecta”.

En vista del dominio del armamentismo como industria de primer orden, indispensable para la “innovación tecnológica”, en EE.UU., Rusia, China, Francia, etc., no hace falta tener mucha imaginación, para completar el cuadro.

Cuadro al que se le debe agregar que un país con recursos naturales, sean renovables o mineros, es más conveniente en la medida que sea inestable, corrupto, quebrado y con población sumida en la precariedad.

Latinoamérica, por un diseño que sería largo explicar aquí, esta predestinada a ser vulnerable al caos, en los EE.UU. esa fragmentación no se pudo lograr, otra historia que sería largo explicar. Homogeneidad y heterogeneidad cultural, exigen distintos tratamientos coloniales.

Por último, es importante estar claros que en las dos “agendas” de dominación, comunismo versátil y globalismo capitalista, la izquierda aporta la clase política, en el globalismo es una izquierda “socialdemócrata” y en el comunismo versátil es una izquierda de modelo “chavista”. [1]

Estas dos “agendas” pueden actuar en líneas paralelas (facciones del partido demócrata USA) o convergentes (España, PSOE+Podemos), pero en el caso latinoamericano pueden chocar, en Ecuador chocan: Correa comunista versátil, Moreno socialista globalista.

En Venezuela el chavismo es comunismo versátil, la MUD es izquierda globalizada. Por una especificidad rentista “pelean” por pactar un consenso de repartición. La administración Trump (soberanista conservadora) está consciente de esta limitación (lo explico en mi blog). [2]

Espero haberte dado una idea sobre “complejidad”.

 

@FBoccanera


[1] Aquí la definición no es fácil, la izquierda globalista tiene sus modelos: partido demócrata USA (facción Clinton-Obama), el PSOE, el PD italiano, los partidos pertenecientes a la “internacional socialista”, etc. Se trata de un centroizquierda que ha entrado en comunión perfecta con el capitalismo transnacional de las grandes finanzas y los grandes capitales, y sus bancos, empresas, corporaciones, comisiones, convenciones y organismos multilaterales como la Unión Europea.

La izquierda del comunismo versátil es igualmente difícil de definir, porque en ella convergen el castrismo, su variante rentista denominada chavismo, el lulismo, el sandinismo, el kirchnerismo, etc., con expresiones en los EE.UU. en la facción claramente socialista del Partido Demócrata, y en Europa con partidos como PODEMOS en España y DIE LINKE en Alemania.

[2] Trump y Guaidó ¿cada uno por su lado? http://federicoboccanera.blogspot.com/2019/08/trump-y-guaidocada-uno-por-su-lado.html