California rechaza la prohibición de cirugía intersexual para algunos niños

Por Telemundo 52

La medida habría prohibido todos los procedimientos para niños intersexuales de 6 años o menos, a menos que la Junta Médica de California los considere médicamente necesarios.

El senador estatal Scott Wiener, un demócrata de San Francisco que escribió la medida, lo calificó como un problema de derechos civiles y dijo que el proyecto de ley “garantizaría que las personas nacidas intersexuales puedan tomar sus propias decisiones sobre su salud y su identidad de género, de que otras personas tomen esas decisiones quirúrgicas irreversibles para ellos”.

Pero la mayoría de los legisladores estatales en un comité legislativo clave pensó que la definición del proyecto de ley de “intersexualidad” era demasiado amplia, especialmente después de escuchar el testimonio de un urólogo pediátrico que dijo que limitaría la capacidad de los médicos para tratar a pacientes con problemas médicos complejos.

Tres demócratas y un republicano en el Comité Senatorial de Negocios, Profesiones y Desarrollo Económico votaron para rechazar el proyecto de ley después de una larga audiencia pública que incluyó el testimonio de personas nacidas con rasgos intersexuales, algunos que apoyaron el proyecto de ley y otros que no lo hicieron.

El senador estatal Jerry Hill, un demócrata de San Mateo, dijo que tenía un problema para limitar las cirugías hasta que un niño tenga 6 años.

“Miro a mi nieta que tiene 5 años, casi 6 años. No sé si eso es algo sobre lo que ella podría tomar esa decisión”, indicó.

Wiener le explicó repetidamente a los legisladores que los padres aún tendrían la decisión final, pero creía que retrasar los procedimientos hasta que un niño pudiera hablar ayudaría a los padres a tomar una decisión. Dijo que la votación probablemente significa que la propuesta no se convertirá en ley este año, pero prometió seguir tratando de aprobarla en el futuro.

“Estos son niños a quienes se les dice desde una edad temprana que hay algo mal con ellos”, expuso Wiener. “No hay nada de malo en ellos, no hay nada que arreglar sobre ellos, y merecen la dignidad humana básica de poder tomar decisiones sobre sus propios cuerpos”.

Las personas intersexuales nacen con genitales, cromosomas u órganos reproductivos que no se ajustan a las definiciones típicas para hombres o mujeres.

Los ejemplos incluyen personas nacidas con ovarios y genitales masculinos o genitales de formación incompleta que pueden ser ambiguos. Entre 1% y 2% de la población nace con rasgos intersexuales, dijo Wiener.

Bria Brown-King nació con hiperplasia suprarrenal congénita, una condición que naturalmente produce niveles más altos de testosterona y conduce a “características masculinas secundarias”.

Brown-King dijo que la sometieron a una cirugía cuando tenían 13 años después de que un médico les dijo que haría que sus genitales “parecieran más normales”.

“No sé por qué supuso saber cómo querría o no usar mi vagina”, dijo Brown-King a los legisladores.

Hillary Copp, uróloga pediátrica de la Universidad de California en San Francisco, señaló que se oponía al proyecto de ley porque eliminaría “toda flexibilidad para que los profesionales médicos capacitados y sus seres queridos hagan lo que sea en el mejor interés del paciente”.

Ella dijo que muchas veces los médicos aconsejarán a los padres que no operen, y señaló que “no estamos tratando de realizar una cirugía de asignación sexual”.

“De hecho, ni siquiera asignamos géneros. Hablamos del bebé”, dijo. “Este es un tema tan complejo. Por supuesto que queremos hacerlo bien”.

Varios grupos médicos se opusieron a la medida, incluida la Asociación Médica de California, que representa a los médicos. Los registros muestran que el grupo donó $50,000 la semana pasada a un comité que trabaja para reelegir al senador Steve Glazer, demócrata y presidente del panel que rechazó el proyecto de ley.

El comité que recibió la donación no tiene vínculos oficiales con la campaña de Glazer. Glazer, a través de un portavoz, se negó a comentar sobre la donación. Expresó sus preocupaciones sobre el proyecto de ley durante la audiencia del comité, pero no emitió un voto.