Tecnologías Digitales: ¿la próxima ventaja competitiva de las Big Oil?

 

El sector del petróleo y el gas se enfrenta a las presiones de la transición energética por parte de los reguladores y los inversores y ha convertido la digitalización en un componente esencial de la estrategia de las empresas.

lapatilla.com

Las tecnologías digitales suponen una forma de reducir los costes de las operaciones existentes y de crear nuevas fuentes de ingresos. También son esenciales para controlar, cuantificar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

BloombergNEF ha creado una puntuación de innovación digital para evaluar el progreso de las mayores empresas petroleras y de gas del mundo y ha publicado un análisis de la estrategia digital de las empresas más avanzadas.

BP y Shell encabezan la puntuación de innovación digital

La puntuación de la innovación digital recoge los niveles de adopción de la tecnología digital y evalúa cómo se posicionan las empresas para la innovación futura. Las puntuaciones son comparativas y califican a las mayores compañías petroleras integradas en cinco métricas: gestión, talento, inversión, tecnología y adopción.

Las grandes petroleras europeas dominan el nivel superior de la clasificación, con BP, Shell, Equinor y TotalEnergies, todas ellas con una puntuación superior a seis (de un máximo de 10).

PetroChina es la petrolera asiática con mayor puntuación, mientras que Chevron encabeza la clasificación de las empresas estadounidenses.

 

 

Las puntuaciones también ponen de manifiesto los puntos fuertes y débiles de las empresas en materia de innovación digital. Por ejemplo, TotalEnergies tiene una ambiciosa estrategia digital y ha invertido cantidades importantes, pero hay menos pruebas de que se haya centrado en el desarrollo de tecnología interna. En comparación, Shell tiene experiencia en el desarrollo y la adopción de tecnologías digitales, a pesar de no estar en el rango superior de la métrica de gestión.

La estrategia digital de las empresas

En los perfiles de estrategia digital de BNEF, el análisis muestra las claras elecciones que hacen las empresas petroleras al invertir en digitalización. En concreto, el alcance de sus objetivos, la medida en que quieren hacer muchas asociaciones tecnológicas sólidas, cómo planean beneficiarse de sus inversiones digitales y cómo incuban la tecnología y el talento.

La digitalización crea nuevas oportunidades de negocio

Las empresas petroleras están empezando a anunciar los beneficios económicos de sus inversiones digitales, lo que refleja unos beneficios impresionantes.

Después de años de construir su experiencia para desarrollar herramientas digitales para beneficios internos, las compañías petroleras están encontrando maneras de vender sus capacidades analíticas externamente.

Algunas están vendiendo tecnologías a otras empresas del sector petrolero. BP en su acelerador de empresas, Launchpad, espera incubar empresas que puedan alcanzar un valor de USD 1.000 millones cada una para 2025.

En la actualidad, Launchpad cuenta con seis empresas en su cartera. Su objetivo es tener entre 10 y 15 startups que trabajen en la detección de inteligencia y materias primas en la cartera para finales de 2022.

Adnoc tiene previsto vender un software de planificación de yacimientos petrolíferos que ha desarrollado conjuntamente con Schlumberger, y a través de AIQ, una empresa conjunta con Group42, puede comercializar otros productos digitales.

Otras grandes petroleras se dirigen a sectores adyacentes. En junio de 2021, Repsol anunció la comercialización de Aria, su plataforma de datos y análisis basada en la nube, para venderla a aplicaciones industriales, comerciales y de gestión.

Por su parte, Shell ha lanzado herramientas de análisis de datos para los sectores minero y marino, que complementan su negocio de lubricantes.

Las tecnológicas aprovechan la digitalización del sector petrolero

Las asociaciones tecnológicas son clave para la digitalización del sector petrolero. Las grandes petroleras han anunciado públicamente 77 asociaciones con empresas de computación en la nube, firmas de servicios petroleros y proveedores de tecnología desde principios de 2020.

Algunas empresas pretenden utilizar las herramientas para mejorar su eficiencia operativa, mientras que otras esperan ayudar a los clientes de la cadena de suministro a descarbonizarse.

BP, Repsol, Shell y TotalEnergies han firmado acuerdos con Microsoft y/o Amazon Web Services para desarrollar en conjunto herramientas de análisis de datos y de IA para la descarbonización.