Verstappen, ante el reto de vencer a Hamilton en el Gran Premio de EEUU

Hamilton y Verstappen

 

 

 

El piloto neerlandés Max Verstappen tendrá este fin de semana el desafío de superar a Lewis Hamilton en el Gran Premio de Estados Unidos, uno de los circuitos favoritos del británico, para consolidar su escueta ventaja en el Mundial de Fórmula 1.

Verstappen, que aventaja a Hamilton por seis puntos a falta de seis carreras, ha concluido en cuarta, tercera y segunda posición en el Circuito de las Américas de Austin (Texas), pero nunca ha subido a lo más alto del podio.

“Siempre hemos sido competitivos en Estados Unidos y hemos estado cerca de algunos buenos resultados, así que ahora se trata de convertir eso en una victoria”, afirmó el piloto del equipo Red Bull.

“Vamos a todos los circuitos sabiendo que podemos luchar por el podio, pero también por la victoria, y eso es diferente a los años anteriores”, señaló. “Nos centramos en hacerlo lo mejor posible y en intentar ganar siempre, y en Austin no será diferente. Será otra batalla cerrada y estoy deseando que llegue”.

Verstappen y Red Bull son conscientes, sin embargo, que Mercedes ha disfrutado de una racha dominante de resultados en el circuito desde la carrera inaugural de 2012, cuando Hamilton registró la primera de sus cinco victorias.

En las otras tres carreras desde entonces, su compañero de equipo Valtteri Bottas se impuso una vez, en la última prueba celebrada en 2019, mientras que Sebastian Vettel, de Red Bull, ganó en 2013 y Kimi Raikkonen en 2018.

Además de esta superioridad en los podios, Mercedes ha recuperado la forma en las dos últimas pruebas de Rusia y Turquía, donde se han repartido triunfos Hamilton y Bottas.

“Hacía tiempo que no conseguíamos victorias consecutivas, así que, naturalmente, los ánimos han estado en alto”, dijo el jefe de equipo de Mercedes, Toto Wolff.

“Fue una actuación dominante de Valtteri en condiciones difíciles, consiguiendo su primera victoria de la temporada, con una conducción impecable”, subrayó.

– Mercedes al alza –

La recuperación de Mercedes se ha debido en parte a la mejora de la potencia y el ritmo, aunque la penalización de Hamilton en la parrilla de salida en Turquía por un cambio de motor le limitó a terminar solo quinto.

“Para Lewis, la perspectiva de Turquía es que perdió un punto más de lo que perdió Max en la carrera anterior en Rusia con un cambio de motor similar, con lo que podemos vivir”, dijo Wolff, añadiendo que espera más giros dramáticos en la lucha por el título.

Mientras Wolff expresaba su optimismo para la recta final, el jefe de Red Bull, Christian Horner, trató de añadir algo de presión a su homólogo austriaco.

“Toto ha hecho un trabajo tremendo manejando ese equipo y manteniendo su rendimiento, pero nunca ha experimentado otra cosa que no sea ganar”, apuntó Horner. “Así que para él ahora, es un tipo diferente de presión. Es difícil”.

“Llegó en 2013 cuando la estructura ya estaba ahí, en su sitio, construida por Ross Brawn. Lewis estaba ahí, ya firmado”, incidió Horner, que también ha estado bajo los focos a medida que Mercedes les aventajaba en el campeonato de constructores por 36 puntos.

Sin embargo, Horner espera que cualquier tropiezo que puedan sufrir en Texas se pueda compensar en México, donde las unidades de potencia de Mercedes a menudo han tenido más problemas por las condiciones.

Para ello cuenta con que Sergio ‘Checo’ Pérez se haga presente en Texas y luego en su natal México para desempeñar un papel destacado en la carrera por el campeonato.

En el rápido trazado de Austin, Mercedes podría tener una cierta ventaja de potencia, sobre todo en la recta larga, por lo que Red Bull debe encontrar formas de imponerse en otros sectores.

Detrás de ellos, se anticipa una lucha igual de reñida entre Ferrari y McLaren tras la mejora del ritmo de los italianos en Turquía.

AFP