Pekerman, el llamado a dirigir a una Vinotinto en crisis

Pekerman
Cortesía

 

El recorrido de José Nestor Pekerman en el fútbol a nivel de selecciones es más que notable, y se ha ganado con su trabajo minucioso un renombre no solo en Sudamérica, sino a nivel mundial. Hoy, el extécnico del cuadro neogranadino, está llamado para salir de su retiro y así convertirse en el nuevo mandamás de una selección que busca desesperadamente poder competir entre los mejores.

Por: Luis Eduardo Martínez | lapatilla.com

Desde hace algunas semanas, se ha ventilado la posible llegada del argentino a la dirección técnica de la Vinotinto. Al momento de redactar esta nota, el periodista Francisco Blavia había dejado entrever un acuerdo inicial entre Pekerman y la Federación Venezolana de Fútbol para comenzar a dirigir a partir de enero del 2022, un ciclo que se extendería por cuatro años, presumiblemente finalizando en el Mundial del 2026.

Ante esto, vale la pena recordar el legado dejado por Pekerman a nivel de selecciones, confirmando así, que sería el más idóneo en este momento para tomar las riendas del conjunto nacional.

Inicios del profe

Luego de ganar experiencia dirigiendo a las inferiores de varios clubes en Sudamérica, en 1994, la Federación argentina opta por el proyecto de Pekerman para asumir el cargo de las categorías juveniles, y en ese curso es donde comienza a hacerse un nombre a nivel internacional, convirtiéndose en el único seleccionador en obtener tres Copas del Mundo con la sub-20 en cuatro participaciones, dejando registro de 42 victorias y 8 empates en 58 partidos, lo que representa un 72.41% de efectividad que incluye además los sudamericanos clasificatorios.

El mismo año de su primer mundial sub-20, también obtuvo la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, con un récord de 5 victorias en 6 partidos.

Su paso por las inferiores de la selección albiceleste termina en el Mundial sub-20 celebrado en casa en el 2001, donde se quedó con su tercer y último título, de manera invicta en siete encuentros.

Al mando de la albiceleste

El ciclo de Pekerman con la albiceleste fue rápido, pero para nada se puede considerar como un fracaso. Llegó a mitad de las eliminatorias para el Mundial de Alemania 2006, con una selección argentina encaminada a clasificar sin tantos inconvenientes. Sin embargo, luego de ubicarse en la primera posición de la tabla por varias jornadas, termina cediendo el liderato ante Brasil, luego de caer con la selección charrúa en la última fecha.

Logró alcanzar la final de la Copa Confederaciones en el 2005, pero se topó una vez más con Brasil, vigente campeón del Mundo y cayó goleado.

En su primer Mundial, las aspiraciones para trascender se vieron frustradas en cuartos de final contra la poderosa Alemania, quien además era local. Luego de empatar a un gol en 120 minutos, los argentinos cayeron en la recordadísima tanda de penales donde el arquero Jens Lehmann, con algo más que astucia y una pequeña “chuleta”, se erigió como el héroe.

Seguidamente, Pekerman renunció a la selección dejando un récord de 15 victorias y 7 empates en 28 partidos, incluyendo amistosos. Así la efectividad alcanzó el 61.9%

Ídolo en tierra cafetera

El proyecto de Pekerman gustó en Colombia, y llegó en plena eliminatoria para el Mundial de Brasil 2014. Tomó el mando de un equipo que tenía 16 años sin ir a un Mundial y lo catapultó al éxito, quedando segundo en las eliminatorias, solo por detrás de Argentina.

En la cita mundialista, Colombia fue la revelación del torneo alcanzando por primera vez los cuartos de final, pero ese empuje se vio frenado cuando se topó con la localía de Brasil. El trabajo estaba más que consolidado y repitió para un segundo ciclo con el equipo neogranadino.

Para Rusia 2018, las eliminatorias no fueron tan sencillas y tuvo que esperar hasta las últimas jornadas para ver su clasificación materializarse. Sin embargo, cuando tocó el momento de disputar el Mundial, la selección colombiana no decepcionó, aunque fue eliminada en octavos ante Inglaterra en definición por penales.

Luego de eso decidió ponerle una pausa a su carrera, y renunció a la selección dejando números envidiables para el continente con un registro de 41 victorias y 20 empates en 78 partidos, incluyendo amistosos y dos Copa América, estableciendo una efectividad de 61.1%

A Pekerman, la Vinotinto lo conoce muy bien. Venezuela se enfrentó una vez contra él cuando dirigió Argentina cayendo 3-2 en Buenos Aires, pero contra su Colombia dejó registro de 1 victoria y 1 empate en tres partidos.

De vuelta a la acción

“Quiero ir a un lugar donde pueda dejar huella”, así destacó Pekerman en su primera entrevista en mucho tiempo desde que dejó la selección colombiana, y es que aunque el técnico ha recibido incontables ofertas para regresar, prefirió mantenerse alejado por motivos personales. Sin embargo, es consciente que ahora es el momento de volver a las canchas, y una de las selecciones que sin duda necesita una personalidad para poder trascender es la Vinotinto.

De llegar Pekerman al banquillo, se topará con una selección que está en un proceso de cambio intentando adaptarse a los incontables inconvenientes que presentó durante la pandemia. El lado positivo, es que según los reportes, el argentino meterá su mano desde las inferiores sub-15, con un proyecto que puede vislumbrarse como a largo plazo, para que así esa huella que tanto busca el entrenador, quede plasmada en el equipo.

Habrá que esperar hasta el próximo año, para ver si este vínculo se concreta, pero si todo resulta ser cierto, la fanaticada verá con buenos ojos la llegada del profe.