Fallas de servicios públicos: Un ancla que hunde al mercado inmobiliario en Margarita

Foto archivo

 

 

 

 

El mercado inmobiliario en Margarita no ha tenido este año el comportamiento que esperaban los empresarios del sector cuando años atrás se movía más que en el resto del país. La razón de mayor peso en el estancamiento que hoy sufre el mercado de bienes raíces, son las fallas en los servicios públicos, de acuerdo con lo indicado por Francisco López, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

Por Dexcy Guédez / Corresponsalía lapatilla.com

Durante una visita a esta zona del país para tratar de redireccionar los esfuerzos para la recuperación de las operaciones de compra-venta, López subrayó que como acción inicial quieren lograr darle un giro a ese comportamiento observado en los últimos meses.

En su recorrido por la isla, buscó articular esfuerzos y ponerse de acuerdo con los políticos, gobernantes de turno y la sociedad civil, para reactivar definitivamente a Margarita como mercado de proyección internacional. Resaltó que la entidad es conocida y nombrada en el extranjero como puntal turístico, lo que buscan aprovechar para que se convierta en un polo de atracción para las inversiones extranjeras.

“Estamos haciendo esfuerzos para reactivar definitivamente a Margarita que se está quedando atrás. Cuenta con una infraestructura pública mal mantenida y abandonada en cierto sentido, por lo que debemos gestionar de alguna manera que el gobierno se ocupe de los servicios públicos como agua, electricidad e internet, y el sector privado se encargue de generar los puestos de empleo para que ese personal trabaje y la isla definitivamente tenga la posición que debería tener”, enfatizó López.

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela insistió en que aunque el mercado primario se encuentra detenido por diferentes razones, entre las que mencionó la caída de los precios, están centrados en recuperar las ventas y, sobre todo, los precios.

Detalló que durante el primer semestre de 2021, los precios de las propiedades inmobiliarias cerraron con un aumento promedio del 12.5%. Aspiran terminar el año con un incremento del 25%, y esperan que se incluya a Margarita en esa recuperación de cierre anual.

Servicios en incertidumbre

Sin restarle importancia a las deficiencias en el suministro de electricidad, el diputado por Nueva Esparta de la legítima Asamblea Nacional 2015, Orlando Ávila Guerra, alertó sobre el agravamiento de los servicios esenciales en las islas de Margarita y Coche, al mismo ritmo que se incrementa el contagio del Covid-19.

El parlamentario refirió que la situación del suministro de agua es muy crítica y preocupante. Ejemplificó que en días recientes ha estado circulando en redes sociales, un vídeo para informar a los neoespartanos sobre la reparación de la avería en el Ramal Oeste Submarino que pasa por Araya.

A pesar de que corre esa información, la incertidumbre crece entre los pobladores, puesto que no detalla la capacidad que se haya perdido en caudal y presión, como tampoco lo que lograron recuperar, por lo que se desconoce la fuerza para el suministro de agua potable en Nueva Esparta en estos momentos cuando hay sectores que llevan más de dos meses esperando el agua por tubería.

Ávila Guerra puso como ejemplo la falta de agua en el municipio Maneiro, jurisdicción que en la actualidad concentra las principales operaciones comerciales de Margarita. Allí se encuentran ubicados los principales centros comerciales, hoteles y las sucursales de las más reconocidas cadenas de farmacias y supermercados del país. Igualmente, en esa zona están las principales agencias bancarias que conforman el área financiera de Margarita.

Indicó que con frecuencia recorre ese municipio y aseguró que es alarmante la falta de agua potable que puede superar los 70 días, sin que las autoridades regionales de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) asomen una fecha exacta para regularizar los ciclos de suministro que se mantenían cada 30 o 45 días. “La desesperación de la gente crece aceleradamente ante la ausencia de acciones de la municipalidad para atender a las comunidades”, criticó el parlamentario.

Precisó que en el municipio Maneiro existen sectores ubicados en zonas altas que, aunque se reactive el ciclo del agua, no ven una gota por tubería debido a que la presión es insuficiente. “El otro aspecto es que no existe una gerencia capaz de explicarle a la gente qué ocurre con la prolongación de los ciclos del agua y eso ha creado un agotamiento”, insistió.

Manifestó que cada vez que corresponde el ciclo en el municipio y se incumple, la hidrológica se excusa al decir que “se rompe una tubería”. A su entender, eso lo que demuestra es una ausencia total de credibilidad y falta de atención a los ciudadanos. “El agua se ha convertido en un lujo y en el clamor popular”, remarcó Ávila Guerra

¿Dónde están las alcaldías?

El diputado neoespartano enfatizó que asumir frecuentemente el costo del abastecimiento a través de camiones cisternas, no es posible para miles de familias de la región. Al respecto apuntó que las alcaldías deben asumir responsabilidades y buscar soluciones que Hidrocaribe no les proporciona.

“En Margarita y Coche se puede sentir la desesperación de la gente con tambores y pequeños tanques en las aceras, esperando que cualquiera de los candidatos en campaña les provea una mínima cantidad de agua, lo que evidencia el abandono y ausencia de políticas públicas del gobierno de Nicolás Maduro”, expresó.

El parlamentario insular hizo especial referencia a la situación en el municipio capitalino Arismendi, donde en los últimos tres meses solamente se han abastecido de agua mediante camiones cisternas. “Es la única alternativa que tienen para calmar la sed de esa población que lleva más de 90 días esperando que les llegue el agua por tuberías”, remarcó.

Al referirse al problema de la electricidad en esta zona del país, ratificó que sigue siendo una dificultad cotidiana, aunque admitió que se han reducido los lapsos de racionamiento. Sin embargo, subrayó que mientras no realicen las inversiones concretas y con seriedad, el sistema eléctrico de la entidad continuará causando preocupación y molestias a todos los niveles.