La gran estafa del chavismo con el tercer puente sobre el río Orinoco tras 15 años de su anuncio

La obra en la actualidad sigue en ruinas. Otra de las promesas incumplidas por el exgobernador Francisco Rangel Gómez

 

El 3 de agosto de 2008 en su programa ‘Aló Presidente’ número 316, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Rafael Chávez, en compañía de Francisco Rangel Gómez, quien era el gobernador del estado Bolívar, relataba desde las riberas del río Orinoco, al sur del país, los “avances” del trabajo que venían realizando en lo que sería el tercer puente sobre el Orinoco.

Por Pableysa Ostos / La Patilla

“Estamos construyendo una de las más grandes obras (…) después de mucho trabajo, el tercer puente sobre el río Orinoco, lleva 30% de avance y debe estar listo en el 2011”, decía Chávez con su acostumbrada verborragia.

El Puente Mercosur era un proyecto ambicioso que tendría como fin unir las poblaciones de Caicara del Orinoco (municipio Cedeño en Bolívar) con Cabruta (municipio Las Mercedes) en el estado Guárico. La infraestructura de transporte de tipo carretero-ferroviario comenzó su construcción desde finales de 2006 en el estado Bolívar

Se estimaba que la infraestructura tuviera unos 11.125 metros, los cuales estarían divididos en un puente metálico de 2.280 metros, un viaducto de acceso norte de 4.020 metros y un viaducto de acceso sur 4, de 4.825 metros. Las piezas metálicas eran fabricadas en Ciudad Guayana y movilizadas a través del río Orinoco en un recorrido de más de 400 kilómetros.

De haberse concluido, este sería el puente más largo de Venezuela y el segundo de Latinoamérica, después del puente Río-Niterói, en Río de Janeiro, Brasil.

 

 

La empresa encargada de ejecutar la obra era la cuestionada Odebrecht (Brasil). El plan era construir un puente de dos pisos con un diseño moderno, el cual tendría cuatro canales de circulación, con dos torres en forma de diamante. La inversión ascendió a más de 2.500 millones de dólares provenientes del Fondo de Desarrollo Nacional (FONDEN).

Puras promesas

 

La infraestructura de tipo carretero-ferroviario está en construcción desde finales de 2006 en el estado Bolívar

 

Cinco años después a lo anunciado por Chávez, ingenieros de la obra señalaban ante los medios de comunicación que la infraestructura ya tenía un 62% de avance y que a mediados de 2015 estaría lista. En ese entonces, René Orozco, ingeniero civil de Odebrecht, aseguró que la obra aplicaría “tecnología nunca antes vista en el país y causaría un impacto socio-político”.

Para 2015, la organización no gubernamental Transparencia Venezuela señalaba en su informe que “el financiamiento de esta obra no ha estado contemplado dentro del presupuesto nacional, al menos, desde 2011 y no ha recibido créditos adicionales en los últimos años”.

“Eso justifica que una sala de tubos y cabillas ubicada en la vía hacia la Laguna de Coroba está totalmente desmantelada, así como los comedores, portones y demás áreas de la zona norte del tercer puente sobre el Orinoco”, precisaba Transparencia Venezuela.

Un proyecto ambicioso

 

Han pasado 15 años desde el anuncio del tercer puente sobre el Orinoco

 

Vilma Vargas Uribe fue apoderada de Odebrecht. Trabajó en el segundo puente sobre el Orinoco y en la Central Hidroeléctrica “Manuel Piar” en Tocoma, y ayudó a formalizar parte del proyecto del tercer puente sobre el Orinoco, mas no trabajó en la obra.

Vargas explicó al equipo de La Patilla que el proyecto perseguía la comunicación del centro del país con Apure y Bolívar. “La idea era estimular la comercialización, ya que la mayor parte de producción desde el punto de vista comercial se produce en el centro del país y se buscaba despejar la vía de los llanos y despejar la vía de oriente por la costa”.

La experta explicó que “al ser un sistema vial mixto que iba a tener ferrocarril, pues obviamente el transporte era más expedito y estimulaba esas zonas que son económicamente muertas como lo son occidente del estado Bolívar, la parte sur del Guárico y la parte oriental de Apure”.

Relató que hace un mes viajó hacia Caicara del Orinoco y los habitantes del municipio Cedeño le comentaron que “grupos de intereses, mas no identificaron quiénes son, pero sí entendí que era gente conectada de manera irregular al gobierno, había dilapidado, robado, vendido y otros de manera oficial habían negociado esos insumos de construcción”.

Desde su perspectiva, el tercer puente sobre el río Orinoco fracasó “porque lamentablemente era una obra de alto costo y hubo problemas presupuestarios con el contratista, que era el gobierno central, a diferencia del segundo puente que era con la CVG. Aquí la parte de la infraestructura era del gobierno central, que no pudo cubrir, y la obra se fue a pique con la agravante de que este tipo de obras siempre tiene unos costos adicionales, los cuales no pueden ser previstos inicialmente como son las condiciones de la contratación colectiva, los beneficios que hay que darle a las comunidades y esta serie de situaciones irregulares que, obviamente, infla los costos”.

El diputado Rachid Yasbek destacó que el tercer puente sobre el Orinoco no es más que una obra que entra dentro del círculo de corrupción de Odebrecht, que “todos sabemos lo que pasó a nivel internacional”.

“En Venezuela esa empresa se dedicó a usar el dinero para pagar coimas en todo el continente. Por las facilidades que Venezuela le daba para poder hacer sus chanchullos, eso quedó completamente demostrado cuando llevaron a prisión al dueño de Odebrecht. Tal es el caso del segundo puente Orinoquia en el cual se pagó el doble del precio real de ese puente y no se terminó la vía férrea. Y el tercer puente es una situación que Odebrecht, así como hizo con Tocoma, empleó para hacer sus fechorías y el régimen venezolano utilizó”, agregó Yasbek.

El diputado afirmó desconocer qué porcentaje real tiene la obra en cuanto a los avances. “Son temas que ni siquiera sabe alguien, cuando en este país se dedican a la opacidad y eso crea que no haya controles y la contraloría, en vez de dedicarse a controlar las obras, lo que hace es inhabilitar a políticos”.