Jeean Art, el venezolano que pasó de pintar billetes a crear un mural que cautivó a Lewandowski

Jeean Art
Jeean Art, es un joven tachirense de 24 años que se dedica desde hace algún tiempo a pintar sobre billetes, aunque sus obras no se limitan al papel moneda

 

 

“Quisiera agradecerles mucho por el super mural creado en Venezuela, Caracas. Esto es para mí un gran reconocimiento”, así comienza el mensaje enviado por el polaco Robert Lewandowski, una de las grandes figuras del fútbol moderno, en gratitud a la obra realizada en los espacios del Polideportivo Rafael Vidal, en La Trinidad, pero ¿quién estuvo detrás de tan increíble pieza artística?

Jean Franco González, mejor conocido como Jeean Art, es un joven tachirense de 24 años que se dedica desde hace algún tiempo a pintar sobre billetes. Su inspiración llegó un día al visitar una galería de arte, y encontrarse con obras realizadas por el artista plástico Francisco Corso. “Es quizás el mejor que existe a nivel técnico acá en Venezuela. Vi su obra sobre billetes en una Galería y luego de eso quedé impresionado y enamorado. Tuve la oportunidad de conocerlo en persona el año pasado, es una gran persona”.

Por: Luis Eduardo Martínez | lapatilla.com

A los pocos días de llegar a Caracas, Jean descubrió que podría dedicarse a eso y comenzó con pequeñas pinceladas sobre papel moneda, rápidamente comenzó a tener una buena receptividad en las redes sociales pasando a tener miles de seguidores en pocos meses y expandiendo su arte a otras fronteras.

Sus composiciones han trascendido al exterior

 

“La verdad es que en su momento no sabía que con estos trabajos podía llegar al exterior, para mí fue una gran sorpresa y una bendición completa, el sentir que tus trabajos trascienden de esta forma es muy gratificante”, comentó. Agregó que su primera obra que se fue al exterior fue una camioneta Toyota que pintó en billetes y tuvo como destino México.

De a poco se ganó el reconocimiento de miles

Redimensionando su talento

La idea de hacer un mural en Baruta llegó gracias a la solicitud de un amigo suyo que trabaja en la Embajada de Polonia. Anteriormente, él le había solicitado algunos cuadros y quedó encantado con sus diseños. “Un dia me habló de la propuesta de un mural de Lewandowski en el polideportivo de la Trinidad y obviamente les dije que con mucho gusto”. Pero eso no quedó allí, la alcaldía del municipio al enterarse que él estaba desarrollando la obra, decidió contratarlo y hacerle la invitación para añadir a figuras emblemáticas de la Vinotinto.

La tarea no fue sencilla, contó con la colaboración de un primo, su hermano y su novia, para culminar el trabajo en cuatro arduos días, distribuidos en dos semanas. El mayor reto fue luchar contra el inclemente sol. “Al mediodía el sol estaba justo encima de nosotros y de ahí no frenaba hasta las 4 de la tarde que caía, recuerdo que me queme la piel, tenía la cara roja y estábamos encandilados porque la luz solar rebotaba en la pared blanca y no nos dejaba trabajar bien”.

Trabajar bajo el inclemente sol fue una tarea agotadora

 

Sin embargo, ese no fue el único inconveniente. En una oportunidad, estando en el momento y lugar equivocado, los acusaron de un hurto que no habían cometido. “Estábamos pintando, había un torneo de fútbol de equipos compuestos por adultos, y dejaban sus carros estacionados afuera del Polideportivo. Uno de estos carros lo estacionaron justo al lado de la zona donde tomábamos sombra y descansábamos en ciertos momentos. Cuando estábamos pìntando, a uno de los vehículos lo abrieron y robaron ahí mismo y el dueño nos inculpó de todo a nosotros en el momento que estábamos descansando”. Menciona que luego de eso les hicieron abrir sus bolsos para registrarle sus pertenencias, y no hallar nada que los vinculara al hecho delictivo. “De no ser por el personal del Polideportivo hubiesen llamado a la policía para inculparnos en vano”.

Pero el fruto del esfuerzo fue recompensado con creces. Relató que su experiencia fue “increíble, emocionante, emotiva. No pensé que fuese a llegar tan lejos, creí que sería un trabajo más para mi portafolio, pero desde que vi el video de ‘Lewi’ sabia que seria algo brutal”.

El trabajo en equipo logró el éxito

 

Jean no dudó en esconder su emoción cuando pudo ver el video de Lewandowski. “Me quedé un momento en shock. Fueron como tres veces repitiendo el video, luego caí en cuenta y se me hizo pequeño el corazón. Es algo muy emotivo, ver que tu trabajo puede llegar a tan lejos y ver que todo lo que haces va a salir bien. Me sentí realizado”.

La perseverancia como clave

Los proyectos de Jean no se detendrán, apenas su carrera está tomando un auge, pero siempre recuerda sus inicios. “Ha sido un completo reto porque no tenía vehículo para trasladarme y cuando debía realizar murales tenía que llevar pinturas y todas las herramientas de trabajo en transporte público.

Jeean Art
La disciplina fue factor para alcanzar sus metas

 

Jean siempre mantuvo el enfoque y la de su equipo en la constancia y la disciplina para alcanzar sus metas a pesar de las dificultades. “Nos cohibíamos mucho de hacer trabajos porque teníamos que pasar por muchas cosas para poder llegar al lugar del mural, y ahora que ya tenemos [como trasladarse] sabemos que no hay reto que no podamos cumplir. Porque la disciplina y la motivación la tenemos”.

Este joven nacido en tierras andinas, es la más digna representación de la capacidad del venezolano en poder alcanzar cualquier cosa que se proponga, con determinación y trabajo duro, y sin duda su arte trascenderá mucho más.

Un tachirense que trasciende