Muertes acechan a la maternidad Antonio María Pineda de Lara

 

 

 

En menos de 24 horas dos parturientas se unen a las cifras de muertes maternas en el estado Lara. Dos niños quedaron huérfanos y sus familiares destrozados. Un día gris, donde hay un sabor agridulce, una muerte y un nacimiento, pues en la maternidad del Hospital Central Antonio María Pineda acecha la muerte. Así lo reseñó La Prensa Lara.

Entre el miércoles y jueves en la mañana, dos jóvenes de 20 y 24 años de edad, murieron luego de complicarse durante el parto. Yelitza María Pérez Aranguren, de 20 años de edad, murió el miércoles a las 5:00 de la tarde, luego de ser ingresada para cesárea.

El papá de Yelitza comentó que el miércoles en la mañana llegaron de Siquisique, municipio Urdaneta, directo al Hospital Central, pues su hija, quien tenía 28 semanas de embarazo (siete meses), tenía la tensión alta y los médicos decidieron intervenirla.

“Su embarazo fue controlado; sin embargo, el doctor le explicó que tenía preeclampsia, pero controlada. A las 10:00 de la mañana le hicieron la cesárea y el médico salió para decirnos que todo estaba bien, tanto ella como el bebé, no nos explicamos qué pasó después”, sostuvo la suegra de Yelitza.

En la tarde, la muchacha se complicó, supuestamente, los médicos no le dijeron qué estaba pasando y no fue sino hasta las 5:00 de la tarde que llamaron a su esposo para decirle que la joven se complicó y murió.

Clic AQUÍ para seguir leyendo.