Se acerca Semana Santa y el impuesto chavista se impone como un golpe mortal para el turismo

Se acerca Semana Santa y el impuesto chavista es un golpe mortal para el turismo

 

 

 

Los empresarios y comerciantes del estado nueva Esparta sienten que el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (Igtf), es como aplicarle la eutanasia a un enfermo terminal. Tal es como perciben la economía de la región que en estos momentos se sustenta principalmente de la actividad turística, dado el descalabro del puerto libre y la pesca.

Dexcy Guédez  // Corresponsalía lapatilla.com

Sin embargo, reclaman el derecho que por Constitución asiste a los estados calificados como zona fronteriza, entre los que se encuentra Nueva Esparta.

En los albores de la temporada de Semana Santa, una de las más esperadas del año, la puesta en vigencia de ese tributo, pudiera impactar los resultados que aguardan los empresarios del sector turístico-hotelero de la entidad.

Gabriel Briceño, primer vicepresidente de Fedecámaras Nueva Esparta, dijo que aún no pueden hacer un balance del impacto, porque están en una primera fase. “Todavía no hay un resultado sobre la forma cómo ha afectado, pero obviamente al afectar la estructura del costo de bienes y servicios, seguro que se va a ver afectada la actividad turística que es una de los principales sustentos de nuestra economía”, sostuvo Briceño.

Recordó que vienen de una pandemia y que tenían un sector hotelero bastante afectado, que ha tenido que enfrentar la carga y llevar adelante sus operaciones con los trabajadores y el mantenimiento que requieren esos establecimientos en medio de una recesión tremenda.

Insistió en que eso va a representar un golpe fuerte para todo el engranaje turístico, especialmente para el sector hotelero. El primer vicepresidente de Fedecámaras aseguró que en estos momentos no está ni siquiera definido de qué manera los van a pechar con ese tributo.

Dijo que lo único que está claro es que será del 3%, pero no existe un reglamento que determine cómo será el procedimiento seguido, razón por la que considera que eso representa todavía una incógnita para todos los comerciantes de esta zona del país.

Refirió, por ejemplo, que el costo de un paquete turístico para un grupo familiar de cuatro personas está por el orden de los 1.500 dólares, sin sumarle el 3% que impone ese tributo. Ese monto incluye 650 dólares en la boletería completa, 175 dólares cuatro noches por persona en un hotel todo incluido, lo cual da un total de 700 dólares más, así como 60 dólares por cada uno en un solo paseo por la isla, por un monto de 240 dólares la familia completa.

Estructura de costo afectada

Se acerca Semana Santa y el impuesto chavista es un golpe mortal para el turismo

 

 

 

Briceño afirmó que ya han visto cómo ha afectado los costos y todos los bienes y servicios en la región. “Si se va a un supermercado, farmacia o cualquier servicio que se necesite, le van a entregar su factura en la que se refleja el cobro del 3%. Eso está afectando todo el comercio en nuestra región”, apuntó.

En nombre de los comerciantes y empresarios, reiteró nuevamente el deseo de que Nueva Esparta se mantenga exenta de ese impuesto como destino no solamente turístico, sino también por lo que representa el intercambio comercial con otros países que, tanto extranjeros como venezolanos, siempre han visto como uno de los atractivos para visitar esta región.

Comentó que el impuesto genera muchísima preocupación, porque se reflejará en la prestación de todos los servicios que se ofrecen en las islas de Margarita, Coche y Cubagua. Dijo que al final de cuentas quienes pagarán el impuesto serán los consumidores y eso va a afectar fuertemente en un futuro muy cercano, la afluencia de turistas a esta región.

“Sabemos la necesidad que tiene el Estado de satisfacer sus requerimientos de tipo tributario por el déficit que existe, pero se ha hecho de una manera inconsulta, no se hicieron los análisis y tampoco se preparó una estructura de cobros, porque las máquinas fiscales y los softwares no están disponibles para poner en práctica el cobro de ese tributo.

El representante de Fedecámaras considera que todavía no están definidas la mayoría de las reglas del juego, al tiempo que reiteró que Nueva Esparta es un estado que goza de unas condiciones fiscales especiales por su condición de insularidad y porque a nivel constitucional, está determinado que los estados insulares deben tener un trato distinto a los del resto del territorio nacional, precisamente por esas condiciones geográficas.
“Recordemos que este es un estado netamente turístico que depende de esa industria como eje fundamental de la economía y que si se afecta pechándolo con impuestos, eso va a afectar el resultado de la ecuación a mitad del camino”, insistió el dirigente empresarial.

Tributo injusto

Se acerca Semana Santa y el impuesto chavista es un golpe mortal para el turismo

 

 

 

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Puerto Libre y Producción del estado Nueva Esparta, José Gregorio Rodríguez, aseguró que la implementación del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras tendrá un impacto negativo en la economía de la región insular, incluyendo el sector turístico, en el cual temen un fuerte impacto en la cercana temporada de Semana Santa.

El representante del sector comercial ratificó el rechazo a ese impuesto que el gremio considera injusto, inoportuno y alejado a la estrategia de recuperación de la economía que venía trazando el propio Ejecutivo nacional.

“En los destinos turísticos del mundo hay características especiales para el estímulo de la economía, más aún cuando el eje central de la economía es el turismo. Entonces, usted viene a pagar con una moneda distinta al bolívar en Venezuela y cuando usted reserve en un hotel todo incluido, ese hotel tiene que pagar a otros servicios y se hace una cadena de pago que podría dejar de ser el 3% para pasar hacer el 6% y 9%, cuando esos pagos se van trasladando a cada uno”, explicó Rodríguez.

Reiteró las consideraciones del gremio comercial en cuanto a que buscar esas fórmulas resultó negativo, amén que la mayoría de los negocios desde el punto de vista técnico no están preparados para poder asimilar e implementar ese tributo.

Sistema inviable

Se acerca Semana Santa y el impuesto chavista es un golpe mortal para el turismo

 

 

 

El presidente de la Cámara de Comercio insular insistió en que ese sistema desde el punto de vista técnico es inviable y estimó que actualmente cerca de 75% del sector comercial no lo está aplicando, ya que deben invertir entre 400 y 1.000 dólares para la adecuación de las máquinas fiscales, lo que va a impactar en el consumidor final.

Detalló que adecuar un software está por el orden de los 400 y 600 dólares, mientras que comprar una máquina nueva, que no es la actualización de software, está muy cerca de los 1.000 dólares. Considera que deberán realizar una inversión importante y no están en condiciones para eso, porque apenas han tenido una tímida recuperación.

Citó como ejemplo que un supermercado mediano de Nueva Esparta puede tener 20 y hasta 30 puntos de venta, pero también hay supermercados que tienen 70 puntos, lo que significa que tendrán que adquirir una máquina fiscal por cada terminal para cobrar. “Esos puntos se refieren a puntos de pago y en cada punto de esos debe haber una máquina fiscal. Entonces, saquen sus propias cuentas. Son inversiones significativas”, apuntó.

El representante del sector comercial también le preocupa que este tipo de políticas económicas incentiven la evasión fiscal.