Municipio opositor de Guárico, sumergido en basura porque niegan combustible a los camiones recolectores

Basura amontonada se observó este lunes a las afueras del Seguro Social y hospital Ranuárez Balza, en San Juan de los Morros.

 

 

 

La alcaldesa del municipio Roscio Nieves, en el estado Guárico, Sulme Ávila, denunció que las 13 unidades de recolección de basura fueron paralizadas este lunes 23 de mayo, debido a la negativa de los responsables para surtir de combustible subsidiado a los vehículos de la alcaldía opositora.

Corresponsalía lapatilla.com 

Mi Roscio, el pueblo que yo tanto amo y quiero está sumergido en la basura, gracias a X persona que no nos quiere aportar gasolina”, destacó Ávila.

Se conoció que las principales estaciones de combustible en el municipio Roscio están bajo custodia de organismos de seguridad regional (Guardia Nacional y Policía Estadal), ambos comandados por generales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

La mandataria municipal cuestionó la negativa de surtirle gasoil y gasolina subsidiada a las unidades de servicio público que cubren las parroquias San Juan de los Morros (capital del estado), Canta Gallo y Parapara.

Alcaldesa de Roscio, Sulme Ávila, denunció que le niegan combustible para recoger la basura en las comunidades.

 

 

 

 

Nosotros nos quedamos sin gasoil al igual que gasolina. Hemos pedido ayuda con la gasolina, ya que también la necesitamos para las máquinas del vertedero y las maquinitas desmalezadoras”, explicó Ávila.

Aclaró que requieren al menos equipar los camiones con combustible dos veces por semana, para garantizar la recolección de desechos sólidos en las comunidades de las tres parroquias.

Ávila recordó que los camiones del aseo son alquilados y aseguró que la alcaldía no cuenta con presupuesto para pagar gasolina a precio internacional.

Va a ser muy fácil decir eso es culpa de la alcaldesa, no lo hizo la alcaldesa, pero cómo lo hacemos. Ya con pagar cinco mil dólares en alquiler de camiones y cinco mil dólares semanal en máquinas para el vertedero, ya es más que suficiente, porque no hay recaudación”, sostuvo Ávila.