La desidia se apoderó de los laboratorios del Hospital de Cumaná (FOTOS)

 

Sin condiciones. Así se encuentra el laboratorio de emergencia del Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá (Huapa) en Cumaná, capital del estado Sucre, esto de acuerdo a denuncias por parte de trabajadores del principal centro de salud en la región.

Por Víctor Federico González

Reportaron que existen fallas en la climatización, en los servicios públicos y que no cuentan con los insumos y reactivos necesarios para laborar. “Tenemos problemas en cuanto a la climatización porque no hay aire acondicionado, y eso genera daños a las máquinas del laboratorio por el calor, que a su vez influye en la proliferación de bacterias”, explicó una fuente médica consultada que pidió no ser identificada por temor a represalias.

 

 

Añadió que el nosocomio cumanés tiene seis laboratorios auxiliares, sin embargo, es en el de emergencia que se procesan las pruebas de los pacientes que están hospitalizados, los de emergencia, consultas y los operativos que realizan.

Aunque la demanda es bastante alta, solo cuentan en este momento con un equipo automatizado que realiza las pruebas químicas sanguíneas, uno de hematología y uno de coagulación, por lo que exigen se les dote con un equipo de centrífuga, pipetas de microscopio y otros.

 

 

También denunciaron que los baños están en “muy mal estado” y nunca tienen agua. Cabe destacar que el Hospital de la capital sucrense no cuenta con agua continua y es abastecido diariamente con cuatro cisternas que solo alcanzan para pocas horas.

En relación a los materiales de papelería “no hay impresora, ni tóner ni hojas de papel”, lo que los obliga a tener que comprar sus propios utensilios para poder entregar a los pacientes los resultados. “Trabajamos con las uñas”, indicaron.

 

 

Pese a que el Huapa en su infraestructura cuenta con laboratorios especializados en micología, bacteriología, hormonas e inmunología, están paralizados por no contar con la dotación de reactivos necesarios. “Son muy costosos y los traen de afuera pero hace rato el gobierno no lo hace”, precisaron.

“Trabajamos en condiciones de hacinamiento, las puertas de los laboratorios han sido violentadas para sacar reactivos y los pocos materiales”. Ante todo esto, se conoció que esta semana hubo una reunión entre el Colegio de Bionalista de la entidad y el subdirector del Huapa para buscar soluciones a este problema sanitario.

 

 

Finalmente, exhortaron al gobernador Gilberto Pinto y a la dirección de Fundasalud a tomar en serio todas las problemáticas que atraviesa el Huapa para mejorar la atención de los sucrenses.