Transitar por la autopista Santo Domingo hacia Caicara puede convertirse en un fatal viaje al inframundo

 

Transitar por las carreteras de Monagas se ha convertido en una verdadera guillotina debido al mal estado que se encuentra, a lo que se le suma la inseguridad. Tal es el caso de la autopista Santo Domingo de Guzmán que comunica Maturín con el municipio Cedeño.

Por: Corresponsalía

En varios tramos de esta importante arteria vial la carretera se viene cayendo desde hace seis años a los ojos de los gobiernos chavistas que han ignorado la situación. Conductores que prestan servicio desde la capital monaguense hasta la referida población, denunciaron que debido al mal diseño en cuanto al sistema de drenajes, varios bordes han ido colapsando.

 

 

José Torres, transportista de vehículo por puesto desde hace 12 años, recordó que esta autopista era una de las que mejores se encontraba, pues además contaba con alumbrado en los 15 kilómetros que tiene aproximadamente. Desde hace varios años, el problema ha empeorado, ya que son más los tramos que se han desplomado, complicando el recorrido y poniendo en riesgo de dejar incomunicados a los habitantes de Caicara.

La falta de alumbrado ha hecho que sean pocos los conductores que se atrevan a transitar por esta vía después de las 6:00 de la tarde. A simple vista se puede apreciar cómo todos los postes no cuentan con luminarias, ya que todas han sido hurtadas, así como también el tendido de guayas.

 

 

De día o de noche, los transportistas y conductores particulares no están exentos de ser víctimas de la inseguridad. Así como ocurre en otras carreteras del país, en esta vía los delincuentes arrojan piedras a los vehículos para obligar a los choferes a detenerse y atracarlos.

Desde que se entra hasta que se sale de esta autopista no se observa ni una sola señalización que oriente a los conductores, por ejemplo, de que la vía se está cayendo.

 

 

Vale destacar que esta es la vía más rápida para llegar a Caicara, porque la otra forma es conduciendo por Jusepín, pero el recorrido es más largo, porque hay demasiados obstáculos.